Para mí comer casi siempre ha estado relacionado con ansiedad. Toda mi vida ha sido así. Estoy nerviosa, como, tengo estrés como y nunca con sensación de saciedad. Para mí seguir una dieta siempre ha sido tremendamente complicado por esos motivos pero con Roberto todo ha cambiado.
En mi primera oposición engorde hasta pesar 73 kilos, ahora con esta segunda de promoción interna y los nervios a flor de piel pensé que iba a fracasar de nuevo pero no ha sido así. He comido hasta saciarme y he perdido peso! Yo? Pues sí. Comer sin sentir ansiedad o con ella pero saciarme, disociar mi estado de nervios del de comer ha sido genial y eso lo ha conseguido la dieta de Roberto. Si hasta duermo mejor por las noches! No vivo cansada y arrastrándome. Es que no me lo creo! Gracias por todo!