Sorpresa muy grata. Pensé que al hacer seguimientos no presenciales llegaría a dejarlo, pero entre los menús diversos y la posibilidad total de adaptación a tu alimentación habitual, los ejercicios adaptados propuestos y los ánimos cada mes de Roberto, ha hecho que estos cuatro meses no se hayan hecho duros sino se hayan convertido en un reto. Y que la transformación del cuerpo (que verlo en foto te confirma el progreso) es un chute de ánimo brutal.
Muy recomendable!
Gracias Roberto!